• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
963 220 581
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Cuidados de la piel tras la depilación

Cualquier tipo de depilación, con cera, cuchilla, láser o máquinas eléctricas, incide de forma negativa en la piel y la deshidrata. Por este motivo tras depilarnos observamos que la piel enrojece, escuece y  pica, porque se vuelve extremadamente delicada. Para que evites este problema y mantengas una hidratación correcta después de depilarte queremos enseñarte algunos cuidados de la piel después de la depilación.

Cuidados de la piel tras la depilación

Si te has depilado con cera, extiende aceite de oliva con un algodón por las partes depiladas; así eliminarás los restos de cera y contribuirás a hidratar la piel. Enjuaga la zona depilada con agua muy fría. Esto ayudará a cerrar los poros y a calmar el enrojecimiento y el escozor.

Aplica una loción postdepilación específica para calmar la piel y déjala secar. Uno de los principales cuidados de la piel después de la depilación es la aplicación de una crema corporal hidratante por las zonas depiladas, a ser posible una crema o loción para pieles sensibles.

Se recomienda el uso de productos naturales como el aloe vera por sus propiedades calmantes y regeneradoras. Otra opción es el aceite de almendras, que proporciona una hidratación intensa y tiene un potente efecto desinflamatorio, o productos a base de aceite de Karité, uno de los más utilizados en cosmética por sus propiedades reparadoras y nutritivas.

Aplica un producto retardador del crecimiento del vello. De esta manera tendrás que depilarte menos frecuentemente y tu piel no sufrirá tanto daño. Recuerda que en Glamour Depilación somos expertos en las mejores técnicas de depilación, por lo que para cualquier duda, ponte en contacto con nosotros.

En el caso de haberte realizado una sesión de láser, debes mantener una hidratación constante para evitar el enrojecimiento y la irritación de la zona. Debes evitar el uso de cremas con perfumes que pueden empeorar la zona.